miércoles, 5 de marzo de 2014

Ensalada de remolacha, queso feta y canónigos

Estamos acostumbrados a comprar muchos de los productos que nos llevamos a la boca ya procesados, por falta de tiempo o simplemente desconocimiento de cómo prepararlos nos es más fácil comprar el paquetito y punto, vamos que casi no sabemos como es el producto en fresco y me atrevería a decir ni la plantita de donde viene...

Este es el caso que os traigo hoy, la remolacha, la hemos visto mil veces en botes y paquetes ya cocida en todos los supermercados y su uso es rápido abrir y servir pero  hoy  le damos una vueltecita y la vamos a preparar desde su estado natural.

Hoy en día en los mercados de vuestras ciudades es  más fácil encontrar todo tipo de ingredientes, sobretodo en estas paradas de productos orgánicos y sino encargarla en vuestra frutería. Y os animo sobretodo porque vais a conocer un producto nuevo ya que su sabor y textura son deliciosos.



Ingredientes:

- 3 remolachas 
- Queso feta
- Paquete de canónigos
- Aceite de oliva
- Sal maldon

Enciende el horno a 180º y en una placa apta para este coloca las remolachas lavadas y enteras y añádeles sal, en abundancia y aceite de oliva. Hornéalas alrededor de 30-40 minutos, puedes comprobar si están cocinadas con la ayuda de un cuchillo, pincha la remolacha y si puedes introducirlo hasta el centro están listas.

Saca la bandeja del horno y deja que templen, retírales la piel y córtalas en cuadraditos.

En un bol añade el queso feta en cubitos o desmigado, la remolacha y los canónigos y los aliñamos con aceite de oliva y sal, si tienes ponle sal maldon o gruesa, remueve bien y emplata.

Lista para comer.

Bon profit!