jueves, 23 de octubre de 2014

Arroz meloso de calabaza y pollo

Como prometí empezamos con los platos de cuchara y aunque sé que por latitudes sureñas habéis rondado los 30º esta semana pero por aquí empieza a hacer marujo interesante y no hay nada mejor que un plato calentito para recuperar el cuerpo. 

El de hoy es un arroz meloso muy básico pero con el que puedes hacer mil combinaciones, según los productos de temporada, y seguir disfrutando sin aburrirte. En casa de mi madre, que es la que mejor los hace del mundo,  lo hemos comido con setas, atún, sepia... Vamos que para todos los gustos abrid la nevera con lo que tengáis arrambláis y quedáis como reyes.
Éste es un plato típico en la Terreta y lo he hecho acordándome mucho de un Xicotet que ayer cumplió 1 añito y que aunque todavía le da a la papilla seguro que cuando sea mayor se jalará los platos de arroz como su Pare y su Iaio.



Ingredientes (2 pax)
  • 200gr. de calabaza troceada
  • 150gr. de arroz
  • 2 muslos de pollo
  • 100 gr. de judías verdes
  • 1 tomate
  • 1 diente de ajo
  • 2 ch. de aceite de oliva
  • 1 ch.de té de pimentón
  • 700 ml. caldo
  • Sal

1.Caliente una olla las dos cucharadas de aceite y dora el pollo en él. Añádele sal al introducirlo. 

2. Corta las judías verdes e introdúcelas en la olla, cocina alrededor de 5 minutos.

3. Añade la calabaza en cubos, el tomate y el ajo rallados y sofríe unos minutos, cuando veas que el tomate va adquiriendo color.

4. Pon la cucharada de pimentón y remueve bien

5. Inmediatamente añádele el caldo, puedes usar agua también entonces deja que cueza más tiempo para que coja más sabor.

6. Prueba de sal y rectifica. Ponle colorante alimenticio si te gusta el color en el arroz. Si te ha quedado mucho caldo puedes apartar un poco, así al añadir el arroz puedes rectificar al final por si absorbe demasiado así puedes elegir entre hacer un arroz  meloso, caldoso o seco.

7. Añade el arroz y cuece alrededor entre 15- 20 minutos según te guste más entero o blando.

Y listo para comer


Bon profit!

sábado, 18 de octubre de 2014

Ensalada templada de berenjena y salsa de yogur


Las ensaladas con verduras cocinadas y servidas templadas son una gran alternativa para cuando empieza hacer un poco de fresco y comer alimentos fríos no nos reconforta tanto como un plato caliente. 
Hoy una ensalada muy mediterránea ideal para fans de la berenjena como yo.


Ingredientes 2 pax
  • 2 berenjenas 
  • 1 tomate
  • 1 diente de ajo
  • 1 rama de apio
  • 2 ch. de aceite de oliva
  • Pizca de sal y pimienta negra
  • 1 yogur griego
  • 1 ch. Orégano
  • 1/2 limón exprimido
  • Hierbas frescas picadas
Corta las berenjenas en rodajas o medias lunas de 1 cm de grosor, yo las asé en una sartén, pero también lo puedes hacer en el horno, añade sal y aceite oliva  a medida que las vas cocinando, añadir unas gotas de agua aligera el proceso y evitas que la berenjena se beba literalmente todo el aceite.

Preparamos la salsa de yogur, mezclando con el aceite, el ajo rallado, orégano, el zumo de limón y salpimentando.

Por otra parte pica las hierbas en mi caso utilicé cilantro, menta y cebollino, pero le puedes poner también perejil el objetivo es darle frescor a la ensalada. A parte corta el tomate y el apio en cubos pequeñitos y mezcla con la berenjena templada.

Ya sólo queda servirla junto a nuestra vinagreta de yogur.

Como digo siempre puede ser una ensalada o un plato único si por ejemplo lo acompañamos con algo más en este caso el cuscús es lo que más le pega.

Bon profit!

miércoles, 15 de octubre de 2014

Albóndigas con salsa de cantarelas o rebozuelos

Una de las cosas que más me encantan de la llegada del Otoño es que en el mercado empezamos a encontrarnos setas silvestres.
De tradición "bosquimana" en casa  desde pequeña he podido disfrutar de largos paseos cesta en mano por el bosque buscando rebollones (níscalos), pero al mudarme a Holanda la verdad es que no me atrevo a recolectar por el desconocimiento de las especies locales además de que no he visto a los lugareños de búsqueda y eso me hace pensar que a lo mejor eso no se lleva...
El caso es que hoy he bajado al mercado y he hecho una compra de lo más otoñal entre ellas me he descubierto unas setas cantarella, o rebozuelos, que no me he podido resistir a comprar porque olían a tierra y humedad como los mejores bosques.
Mi compra otoñal
 Ingredientes: (2 pax)
  • 250 gr. de carne picada
  • 2 dientes de ajo
  • 1 huevo
  • Harina
  • 1 vaso de tomate frito casero 
  • 1 vaso de vino blanco
  • 3 ch. de aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra

Empezamos creando las albóndigas mezclando la carne picada, un diente de ajo picado, sal, pimienta negra y  un huevo. Forma las bolas y pásalas por harina, agítalas para quitar la harina sobrante. Puedes echarle un poco de pan mojado con leche o pan rallado para que se queden más duras, yo prefiero que se rompan antes de añadirle "cemento" pero eso va por gustos.

Por otro lado en la olla caliente el aceite de oliva cuando esté caliente introduce las albóndigas y dóralas, cuando estén listas apártalas en un plato. En el mismo aceite fríe las setas y el ajo laminado e introduce el tomate y el vino. Deja que reduzca alrededor de 15 minutos a fuego suave y vuelve a introducir las albóndigas, cocina otros 15 minutos y listo. Prueba la salsa para rectificar de sal o acidez.

Según lo comedores que seáis puedes acompañarlo de arroz o cuscus, y también se me ocurre con unos espaguetis con un poco de parmesano rallado tiene que estar de muerte...

Bon profit!

lunes, 6 de octubre de 2014

Ensalada de vermicelli al estilo thai

Después de un retiro espiritual vuelvo a la carga con una receta que para los que ya habéis visitado alguna vez el blog no os sorprenderá y sí es que la comida tailandesa me flipa y siempre que puedo recurrir a ella no lo dudo ni un segundo para desgracia del meu Xiquet, que comérselo se lo come, que uno es agradecido, pero es que es más de paella y botijo que de deconstrucción y "moderneces".

El caso es que tenía muchas gracias de probar algo con este tipo de fideos, en casa comemos muchas ensaladas y es una buena alternativa a la pasta tradicional, arroz o cuscus, los cuáles hacemos polvo. 

Este tipo de fideos o noodles de arroz en Tailandia además de para sopas lo utilizan para ensaladas del estilo de la que os traigo hoy y es muy agradable ya que tienen una textura muy ligera y encima  se cocinan en 2 minutos. 

Os propongo esta ensalada aunque creo que se pueden hacer multitud de variedades, según lo que pesquéis por la nevera. Lo más importante para que os sepa thai es como siempre la vinagreta.



Ingredientes para 2 personas:


- Fideos vermicelli
- 1 zanahoria rallada
- 3 0 4 rabanitos
- 1 vara de apio
- 3 o 4 palitos de cangrejo
- 1 tomate
- brotes de soja
- 1 cebolla pequeña en juliana

Vinagreta:
- 1 ch. de aceite de sésamo
- 2 ch. salsa de pescado
- 1 ch de té de azúcar
- 2 ch. aceite de oliva
- 1 nuez de jengibre rallado
- 1 lima, el zumo
- 2 ch. salsa de soja
-  sésamo y cilantro para decorar

Esto va rápido, pon agua a hervir y cuando esté lista introduce los fideo y aparta la olla del fuego, deja reposar 2 minutos (o según instrucciones) y aclara los fideos en agua fría. Con las manos separa bien los fideos porque son larguísimos y tienen a hacerse una gran bola.

Haz la vinagreta retocándola a tu gusto. En un bol mezcla todos los ingredientes bien, removiendo para que los fideos se impregnen bien con el aliño.

Para servir corta cilantro fresco y añade semillas de sésamo. Listo.

Bon profit!





domingo, 27 de julio de 2014

Gardeniers: consumo sostenible y con motivación social


Hoy os presento un proyecto que me encanta y que aunque no puedo aprovecharlo, ya que me pilla un poco lejos, me gustaría darle voz porque sí porque se lo merecen y quiero que más gente conozca proyectos que le ponen de buen humor a uno. 

En la actualidad estamos viviendo el auge en los mercados de los productos orgánicos y ecológicos, sobre todo en los países del norte de Europa, aunque poco a poco van apareciendo en nuestro país pequeñas empresas que se dedican a la producción y distribución de estos haciéndolos más accesibles para todo tipo de públicos y bolsillos.

 La idea que os traigo hoy da un pasito más, porque señoras y señores consumir de manera responsable y sostenible con el medio ambiente no está reñido con cuidar de nuestra sociedad, vamos que podemos hacer las 3 cosas participando en iniciativas como estas. 
Os cuento...Se trata de un proyecto de la asociación sin ánimo de lucro ATADES, Asociación Tutelar Asistencial de Discapacitados Intelectuales, y como bien dice su nombre es una entidad privada dedicada a la asistencia y tutela de los discapacitados intelectuales de la comunidad de Aragón a lo largo de sus vidas.  

Fotografía Gardeniers
Aunque llevan a cabo multitud de actividades y proyectos, el que más me ha llamado la atención se llama Gardeniers, sobretodo su parte relacionada con la gastronomía (cómo no...) Si no fuese suficiente con una virtud, el del cultivo de hortalizas y verduras ecológicas de calidad, encima se dedican a crear empleo estable a personas con discapacidad intelectual, con lo que consumiendo estos productos nos vamos a sentir doblemente bien.

El objetivo de este proyecto cubre totalmente aquello que se defiende desde la asociación "Nuestro desafío como asociación  reclama el derecho de todos a ser sujetos activos en la familia, en el empleo, entre la sociedad y ante el Estado." y el dinero que se recoge de la actividad económica es destinado íntegramente a la inserción laboral de personas con discapacidad intelectual.

Fotografía Gardeniers

Día a día recibimos más información acerca de los productos que comemos y es nuestra responsabilidad ser críticos ante su consumo, ya que tenemos la oportunidad de conocer dónde y cómo se han cultivado y está en nuestras manos decidir como qué clase de consumidor vamos a ser. Creo que basarse en criterios como el empleo de productos de temporada, sin uso de plaguicidas o fertilizantes inorgánicos y cultivados en una localización cercana nos ayudarán a hacer un consumo responsable y sostenible para el medio ambiente y son proyectos como el de Gardeniers los que nos aportan una motivación social, la integración laboral de discapacitados intelectuales. 

Los productos que se presentan desde Gardeniers no son sólo la típica cesta semanal de productos de temporada, que también, sino que además ofrecen una amplia gama de productos procesados como son conservas de verduras, congelados orgánicos, cremas de verduras ecológicas, aceite y miel. Todo ello con una presencia y una estética muy bonita, como su web, a la que os invito a visitar para que conozcáis más de cerca el proyecto. La otra vertiente del proyecto Gardeniers se dedica a la venta de plantas ornamentales, sustratos, fitosanitarios, complementos de jardín... y el mantenimiento de parques y jardines, tanto públicos como privados.

Por ahora tan sólo los vecinos de Zaragoza tienen la oportunidad de consumir estos productos haciendo el pedido online y recogiéndolos directamente en los puntos de entrega, además se pueden encontrar en una amplia red de fruterías de la ciudad. 

Son iniciativas como estas las que nos hacen seguir confiando en el ser humano y nos animan a los demás a participar socialmente en este tipo de proyectos. Por ahora aporto mi granito de arena como mejor puedo, contándolo y animo a los que estéis cerca a probarlo y nos lo contéis.

Bon profit!

¿Te apetece ver alguna recetita más?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...