miércoles, 15 de octubre de 2014

Albóndigas con salsa de cantarelas o rebozuelos

Una de las cosas que más me encantan de la llegada del Otoño es que en el mercado empezamos a encontrarnos setas silvestres.
De tradición "bosquimana" en casa  desde pequeña he podido disfrutar de largos paseos cesta en mano por el bosque buscando rebollones (níscalos), pero al mudarme a Holanda la verdad es que no me atrevo a recolectar por el desconocimiento de las especies locales además de que no he visto a los lugareños de búsqueda y eso me hace pensar que a lo mejor eso no se lleva...
El caso es que hoy he bajado al mercado y he hecho una compra de lo más otoñal entre ellas me he descubierto unas setas cantarella, o rebozuelos, que no me he podido resistir a comprar porque olían a tierra y humedad como los mejores bosques.
Mi compra otoñal
 Ingredientes: (2 pax)
  • 250 gr. de carne picada
  • 2 dientes de ajo
  • 1 huevo
  • Harina
  • 1 vaso de tomate frito casero 
  • 1 vaso de vino blanco
  • 3 ch. de aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra

Empezamos creando las albóndigas mezclando la carne picada, un diente de ajo picado, sal, pimienta negra y  un huevo. Forma las bolas y pásalas por harina, agítalas para quitar la harina sobrante. Puedes echarle un poco de pan mojado con leche o pan rallado para que se queden más duras, yo prefiero que se rompan antes de añadirle "cemento" pero eso va por gustos.

Por otro lado en la olla caliente el aceite de oliva cuando esté caliente introduce las albóndigas y dóralas, cuando estén listas apártalas en un plato. En el mismo aceite fríe las setas y el ajo laminado e introduce el tomate y el vino. Deja que reduzca alrededor de 15 minutos a fuego suave y vuelve a introducir las albóndigas, cocina otros 15 minutos y listo. Prueba la salsa para rectificar de sal o acidez.

Según lo comedores que seáis puedes acompañarlo de arroz o cuscus, y también se me ocurre con unos espaguetis con un poco de parmesano rallado tiene que estar de muerte...

Bon profit!