martes, 11 de febrero de 2014

Fideos con alcachofas, atún y cigalas

Hoy os traigo la versión de fideuà que hacemos en casa. En Holanda es muy difícil comprar pescado fresco de buena calidad y en realidad de mala tampoco, porque tienen la costumbre de vender todo congelado y a veces con un colorcito... Así que nos toca hacer la fideuá con lo que encontramos.
Yo soy de Valencia, del Mediterráneo y de familia comedora de pescado. Siempre acompañaba a mi madre los sábados por la mañana a comprar al mercado y ella nos enseñaba a saber cuando estaba fresco o si era de acuicultura, si te querían dar gato por liebre vamos. Y es que mi madre tiene una ojo... y como viese algo bueno lo compraba todo. Asi que en casa los sábados se comía pescado del bueno, cigalitas con ajos tiernos, sepia en su tinta, tellinas, clochinas (mejillones), suquet de rap... en fin mil y unas variedades de lo que encontrábamos bueno en el mercado.

Cuando me mudé a Holanda y el primer sábado fui al mercado del pueblo me dí cuenta que !ya nunca iba a ser igual! pescados que no había visto en mi vida y más tiesos, vamos congelaos, a parte de muchos pescados de rio a los que no estaba acostumbrada. Reinan la trucha, la caballa y el salmón y de vez en cuando traen algún que otro ejemplar más raruno para ellos  y ahí es cuando por fin puedo disfrutar. 

El caso es que este fin de semana cuando fuí a comprar me encontré estas cigalitas perdidas y como aquí no es que sean muy de comprar estas cosas pues no estan mal de precio eso sí el atún caro de narices así que compré solo unos daditos ya que aquí lo venden por 100gr., pero es que la combinación atún alcachofa es tan buena que no me pude resistir. Por cierto para mi desgracia aquí tampoco llegan las alcachofas, así que gracias a una amiga que vino de visita y trajo unos corazones de alcachofas de Padova,a parte de muchas otras cosas, y estaban buenísimos.
 


Ingredientes para 2 personas:

- 200gr.  Fideos
- 1ch. de pimentón dulce
- 3 Aceite de oliva
- 2 dientes de ajo
- 4- 5 judías verdes planas
- 1 tomate
- 350ml. Agua o caldo de pescado o de verduras
- Daditos de atún
- 3 alcachofas
- Cigalas o gambas

Elaboración:

Empezaremos poniendo en una sartén o paella, según la cantidad que quieras hacer, el aceite de oliva y sofriendo las cigalas, o gambitas, 3-4 minutos y las apartamos en un platito. 

Incorpora a la sartén las alcachofas cortadas en cuartitos pequeños y las judías en trocitos pequeños y cocina alrededor de 5 minutos  a fuego medio. 

Ralla los dientes de ajo junto al tomate y añade a las alcachofas.

Sofríe durante otros 5 minutos añade 1 cucharadita de pimentón dulce, en mi caso pimentón de la vera, remueve bien y añade los fideos. Dales unas vueltecitas para que absorvan el sabor del sofrito y ya se le puede añadir el caldo.

Dependiendo del grosor de tus fideos los coceremos un tiempo u otro, en mi caso como gasté unos muy  gordos me costó alrededor de 8 minutos a fuego medio.  

A media cocción añade los dados de atún y las cigalas, de esta forma conseguimos que no se sobrecocinen.

Los últimos 2 minutos pon el fuego al máximo para que todo el caldo se evapore y se cree una capita de "rostidet" (tostadito) en la base, aporta un sabor buenísimo al plato.

Y ya esta listo para servir yo lo acompañé con un cuenco de allioli.

Bon profit!