martes, 28 de enero de 2014

De paseo por Bangkok

Por determinadas causas personales he tenido la suerte conocer este ciudad a fondo,en la medida que su tamaño lo permite, y aunque en los primeros días a mi llegada el choque cultural fue muy grande poco a poco a través de la observación he ido entendiendo el porqué de sus tradiciones, maneras de relacionarse, convivir...

 Aunque pueda parecer extraño una de las recuerdos que mejor guardo de Tailandia son sus olores, no puedo evitar que al percibir los aromas del cilantro, jengibre, chile, lemongrass,  leche de coco, lima irremediablemente viaje sensorialmente hasta las calles de Bangkok, y es que es ahí, en sus calles, donde verdaderamente cocinan los tailandeses. 

Puesto de sopas


Al ponerse el sol empieza el espectáculo, miles de puestecillos aparecen en todas las aceras de la ciudad con todo tipo de variedades gastronómicas; puedes encontrar desde sus sopas más típicas hasta sushi, pasando por todo tipo de pescados a la brasa, curries, buñuelos al vapor, incluso frankfurt en brocheta,... de lo más exótico patitas de pollo rebozadas...




Delicias tailandesas


La razón por la que hay tantos puestos callejeros es que los habitantes de Bangkok raramente tienen cocina en sus casas y el precio de la comida (desde 0'50 céntimos de euro) es absolutamente razonable, además de que algunos de estos restaurantes ambulantes no tienen nada que envidiar a los de "verdad", y preparan auntenticas delicias con los mínimos medios. Eso sí os podéis imaginar como quedan las aceras, ya que estos puestos no se conforman con vender la comida tipo take away sino que plantan sus mesas y sillas a modo de terraza en cualquier lado, así que con mi mentalidad occidental muchas veces al salir a la calle y ver que estaban obstruyendo el paso he pensado *******!! pero en fin todos tenemos defectos, clic y cambio a mentalidad tailandesa y lo vuelves a disfrutar.



brocheta de todo tipo


Si tenéis la oportunidad de viajar a Bangkok una de las visitas indispensables es la de conocer alguno de sus mercados, y sí tienen unos doscientosmil, porque les encanta comprar y pasear viendo tiendecitas, pero os recomiendo acudir a aquellos en los que venden alimentos. Personalmente creo que es una de los formas que más te acercan a los habitantes de una ciudad es el ver como compran, como muestran sus mercancías, como se desenvuelven en su día a día y este es el espacio perfecto para ello.

No dejéis de ver el mercado Pak Khlong Talat donde además de comida venden todos los arreglos para las flores de los altares a buddha, o el mercado de Chinatown, donde encontrareis miles de callejuelas donde perderos y sorprenderos con sus tiendecitas y artículos. Los ingredientes reyes en estos mercados son los pescados y sepias secas, chiles de todos los colores y verduras jamás anteriormente conocidas, como la papaya verdes, mangos amarillos, morning glory, berenjenas en forma de guisantes y demás vegetales a los que la verdad no puedo ponerles nombre.

variedad en los mercados


Mi consejo es que os dejéis llevar por el dinamismo de sus calles, no tengáis miedo a probar, atreveros a descubrir rincones secretos y será así como verdaderamente disfrutéis de la autentica esencia de la ciudad. Y si queréis más información sin duda escribidme.

Bon profit!