jueves, 16 de enero de 2014

Appeltaart o Tarta de manzana holandesa



Bueno parece que se vuelven a cruzar nuestros caminos.

La verdad es que me ha costado volver a dar este paso, y es que el llevar día a día el blog por una época se me ha hecho una montaña. Pero el caso es que en estos momentos me vuelve a apetecer compartir con los que me quieran visitar recetas y curiosidades gastronómicas que me vaya encontrando por el mundo.

De momento vuelvo a estar por aquí, espero que vosotros también lo estéis.

Y volvemos con una recetita que he aprendido en mi país de acogida, Holanda, y es que esta tarta es un clásico en todas las cafeterías del país. Acompañada de una nuez de nata montada o un chorrito de salsa de vainilla templada ayudan a aportar las calorías necesarias para combatir al frío pelón que hace por estas latitudes.



Ingredientes:

- 3 o 4 manzanas grandes (boskoop)
- 5 cucharadas soperas de azúcar moreno (o custard)
- 100gr. Avellanas o nueces (al gusto)
- 1 ch.de té de canela
- 1 Yema de huevo
- Lámina de masa quebrada
- Si quieres hacer la masa tradicional pincha aquí


Elaboración:

Para empezar pelaremos las manzanas y las cortaremos, según nos sea más cómodo a láminas o cubos medianos. Las introducimos en un bol y las mezclamos junto al azúcar, la canela y los frutos secos que hallamos elegido, lo cubrimos y lo dejamos que repose. Puedes utilizarla en el momento que quieras, incluso guardarlo en la nevera hasta un máximo de 3 días.

Precalentamos el horno a 180º.

Extendemos la masa quebrada, dependiendo de como sea tu molde la puedes trabajar ayudándote de un rodillo para hacerla un pelin más grande de este modo tendrás masa sobrante para crear la rejilla de la superficie.
Coloca la masa en el molde y rellénalo con la mezcla de la manzana. Haz tiras con la masa sobrante y crea una rejilla encima de la manzana. Bate la llama de huevo y con una brocha pega la rejilla y pinta encima de la masa para que quede dorada y más brillante.

Hornea durante 20 minutos a 180º.

La tarta esta lista disfrútala acompañada de nata montada, helado de vainilla o como quieras, esta buenísima si te la comes templada, espolvoreada con azúcar glas.

Bon profit!