jueves, 27 de septiembre de 2012

Pan de pita o Mana'eesh

La receta de hoy me ha encantado y es la típica que llevaba un montón de tiempo queriendo hacer y pues por unos y otras no me atrevía. Tontería total porque es super fácil  y eso de hacer pan en casa se sale, da un orgullo en plan superviviente que viene genial para el ego. Os lo recomiendo.
Yo aproveché para acompañarlo con una ensalada y carne picada con especias, tipo kefta, aunque la verdad es que pega con miles cosas, genial para acompañar hummus o paté de berenjena...
 A ver si os atrevéis!!
Ingredientes:
  • 300 gr.harina
  • 4gr.  levadura seca o instantánea
  • 5gr. sal gorda
  • 200 ml. de agua templada
  • 110ml. aceite de oliva
  • Hierbecitas al gusto

Mezcla la sal y la levadura con la harina, añádele el agua y el aceite y amásalo un poquito hasta que no se te pegue. No se debe manosear demasiado así que el tiempo justo para que los ingredientes se mezclen, alrededor de 7 minutos.

Coloca la masa en un bol, previamente untado con aceite, tápalo con film transparente y guárdalo en la nevera. Conviene dejarlo reposando alrededor de 8 horas, quizás yo lo tuve un pelín menos y el resultado fue igualmente bueno.

Alrededor de una hora antes de hornear saca la masa de la nevera, divide en 6 bolitas, alisalas con la ayuda de un rodillo y déjalas reposando. Las puedes poner encima del sitio donde las vas a hornear y así no tienes que desplazarlas más.

Precalienta el horno a 200º .

Pinta los panes con aceite de oliva y lo que te apetezca colocarle, mezcla de ajo y hierbas o orégano, albahaca...a tu gusto, yo hice la mitad con un poquito de orégano y las otras sólo con aceite.

Introdúcelas en el horno y cocina unos 7 -10 minutos. Más 7 que 10 ya sabéis controlarlas que cada horno es un mundo. Cuando estén doraditas están listas.

Espero que os guste...

Bon profit!!