miércoles, 26 de septiembre de 2012

coca de calabacín, berenjena y cebolla. Con receta de la masa


Ayer  dándome un paseíto por los mil y un blogs de cocina que sigo caóticamente vi esta receta en el rincón de cocina de Che que bó. Me pareció muy facilita así que me decidí a hacerla y me ha encantado, eso sí le hice algunos retoquillos para que así veáis otra alternativa.
  Como he vuelto a los orígenes al lugar donde nació la idea de crear este blog me apetecía re-escribir desde aquí con una receta que justamente me una a la terreta, ya que este tipo de cocas son muy típicas de allí. Además es super fácil de hacer, se adapta a miles de posibilidades según el consumidor personalmente me encanta.
 En Holanda tienen la costumbre de comer a mediodía un sandwich y tal vez una sopa para echarse algo caliente al cuerpo, así que para los que no estamos acostumbrados a tanto sandwichito esta es una alternativa perfecta y que encima dura unos dos días en perfecto estado.  



Ingredientes para la masa:
  • 500gr. de harina
  • 250ml de agua templada
  • 100ml. de aceite de oliva
  • 1ch. de sal gorda
  • 7 gr. de levadura instantánea

Ingredientes para el relleno:
  • 1 berenjena pequeña
  • 1 calabacin pequeño
  • 3ch. de tomate frito
  • 2 cebollas
  • orégano
  • sal
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva
  • Pizca de orégano

 Empezaremos mezclando los ingredientes para la masa en un bol, puse exactamente esas medidas de ingredientes no hizo falta ni un gramo más ni uno menos. Amásalo durante unos 5-7 minutos e irá cogiendo forma y consistencia. Cuando notes que ya no se pega, ponla en una superficie lisa y con la ayuda del rodillo dale la forma que más te guste. La colocamos encima de un papel apto para horno y la dejamos reposar mientras preparamos los ingredientes del relleno.

Cortamos la berenjena y el calabacín en rodajas, yo mientras aproveché para sofreír las cebollas en juliana con un poquito de aceite, sal y pimienta negra molida.

Pincha un poco la superficie de la masa y empezamos a colocar los ingredientes. Primero formamos una capa con el tomate frito y encima colocamos la berenjena y el calabacín alternándolo. Encima le pondremos la cebolla pochada. Chorro de aceite de oliva y pizca de sal y al horno.
A 200º yo la tuve una media hora, todo depende de tu horno, del grosor que les hayas dado a la masa... así que lo mejor que puedes hacer es ir vigilándola.

Cuando la saques si te guste échale algunas hierbecitas, yo le puse un poquito de orégano.

Espero que os guste y lo probéis porque la masa es genial y fácil y si acompañada de una crema o una sopa es una cena o comida perfecta.

Bon profit!