viernes, 3 de junio de 2011

Roti con salmón

Tras días de poca inspiración culinaria vuelvo con una receta sencillita para no liarnos demasiado y es que he visto la luz!...bueno mejor que la luz estos ojitos han visto unas playas paradisiacas, peces multicolores, arenas blancas, aguas cristalinas... vamos el paraiso! y  no es por vacilar, pero eso inspira a cualquiera, quita el mal humor y te recarga las pilas por una buena temporadita. La semana pasada estuvimos en Ko Phi Phi ,al sur de Tailandia, un pequeño conjunto de islas rodeado por el mar de Andaman. Es una paisaje precioso lleno de montañas  rocosas que plagadas de vegetación que llegan hasta el mar y pequeñas playas con sus palmeritas, tan de anuncio que te crees que eres la de los bañadores de El corte inglés.

Una pena es la cantidad de turistas que hay vamos que solo, solo no estas...aunque siempre hay rinconcitos en los que te puedes sentir un verdadero Livingstone, sólo hay que buscarlos. 

El caso es que necesitaba ver, sentir y oler el mar que se echa mucho de menos cuando no lo tienes, y no cuento con las playas cercanas a Bangkok porque hasta que llegas a ver el mar hay un capa de bolsas de plástico que casi llegan al horizonte...una pena...




La receta de hoy viene con inspiración asiática,una vez más, la base es El roti, un pan de origen indio que se puede preparar con diferentes harinas: trigo, maíz, garbanzos...y que no necesita levadura, además muchas veces se acompaña con otros ingredientes para darle un sabor más completo como cebolla, cominos,sésamo...tradicionalmente se cocina en una plancha o sartén y es ideal para acompañar platos de curry.



Ingredientes(2 p)
  • 4 rotis
  • 4 filetes de salmón ahumado
  • 1 pepino
  • Medio mango
  • Hojas de lechuga
  • 1 ch. de salsa de soja

Esta vez hemos comprado el roti congelado, simplemente hay que cocinarlos en una sartén sin aceite, pero la receta es muy fácil os dejo el enlace de este blog por si os animáis a prepararlo vosotros mismos.
Costamos el pepino y el mango en trocitos pequeños y lo dejamos macerando con la cucharadita de salsa de soja mientras vamos preparando el resto de ingredientes.
En cada roti disponemos unas hojitas de lechuga, o rúcula, un filetito de salmón ahumado y los trocitos de mango y pepino.
En este caso lo quisimos hacer un poco light pero quedaría ideal acompañado de una salsa de yogurth griego o una salsa tártara, pero bueno otro día...
Este plato es ideal para una cena rápida, incluso para llevártelo de tupper al trabajo. El sabor del roti es buenísimo y no es un pan seco así que el resultado es buenísimo.

Bon profit!