miércoles, 27 de abril de 2011

Pizza casera de berenjena, bacon y cherrys

Después de tantos días comiendo raruno siempre apetece volver a comer "normal", no sabéis lo que daría por una paellita...snif,snif...El caso es que siempre hay una buena excusa para hacer una pizza casera y no veáis la diferencia que hay con las que pedimos a ciertas franquicias , estilo telepeich, para no dar nombres ;) Entiendo que muchas veces da pereza ponerse a amasar y tal pero cuando le cojes el truco en menos de 20 minutos esta lista y el resultado es buenísimo y encima controlamos lo que le ponemos... Is up to you!! pero yo os lo recomiendo, superada la pereza inicial después le coges el gustillo y no se como que da cierto orgullo decir eh y casera 100%...

Ingredientes:

Para la masa:
  • 300gr. de harina
  • 200gr. de agua
  • 1 ch. de sal
  • 1 sobre levadura
  • 20 gr. aceite de oliva

Relleno:
  • 1 berenjena
  • 3 lonchas de bacon
  • tomate triturado
  • tomates cherry
  • queso rallado
  • 1 cebolla pequeña
  • orégano
Empezaremos con la masa, en un bol ponemos la harina e incorporamos la sal, la levadura y el aceite y mezclamos, poco a poco vamos añadiendo el agua templada y vamos amasando. Estas medidas son orientativas ya que a medida que vamos amasando comprobamos si la masa necesita más harina o más agua según notemos la textura. Amasa con fuerza incluso golpeando un poco la masa para que quede más elástica y sea más fácil trabajar con ella posteriormente. Hacemos una bolita y la cubrimos con un trapo para dejarla reposar al menos unos 30 minutos.

Pasado este tiempo en una superficie limpia, espolvoreamos con harina y procedemos a darle forma a nuestra masa.(Acuérdate de encender el horno para pre calentarlo)
Cuando tenemos ya nuestra base de pizza empezamos  con el relleno, repartimos una capa fina de tomate triturado, no hace falta que sea frito esta bueno igualmente. Cortamos la berenjena y la cebolla en láminas y aquí os sugiero que las pongáis en un plato con una pizca de sal, chorrete de aceite de oliva y unas gotitas de agua y las cocinéis en el microondas durante 4 minutos, de esta forma se acabarán de cocinar en el horno y quedarán más crujientes. Las colocamos encima del tomate, cortamos los cherrys por la mitad y también las disponemos en la pizza. Por último añadimos el queso y el orégano.

Introducimos en el horno 15 minutos a 180º.Como siempre vigila, cada horno es un mundo...


Bon profit!