martes, 5 de abril de 2011

Costillas de cerdo al curry verde


¡Viva el curry!
La receta de hoy aunque viene calentita, de picante, aunque vale la pena probarla, porque el sabor es inmejorable.
El curry verde es un plato típico de la cocina tailandesa, puedes encontrarlo con diferentes combinaciones de verduras y/o pescado y carne, gambas, cerdo, pollo,cangrejo... incluso dentro de tortillas. El sabor, a mi parecer,  es más suave que el curry amarillo ya que no tapa tanto el sabor de los ingredientes que lo acompañan, sino que los liga.
La pasta de este curry es una mezcla de diferentes ingredientes picados como el limón, semillas de cilantro, chili, hojas de lemon grass, pimienta negra, guindillas, chalotas, pasta de gambas, ajo,lima...así que imaginaros que sabor tiene esto... En si misma la base del curry verde ya lleva elementos picantes pero si en el momento de la cocción no le añades más chili con que lo acompañes con arroz o pasta se combate el calorsito perfectamente.
La combinación del curry con cualquier tipo de verduras es buenísimo pero si hablamos del curry verde con la berenjena es una mezcla realmente especial, pegan muchísimo.Así que no lo dudéis y animaros a probarlo, en muchos supermercados ya podeis encontrar la pasta de curry en sobres. Os prometo que no tiene nada que ver con los típicos polvitos de curry que compramos, esto esta güeno,güeno...

Ingredientes:
  • 1 berenjena
  • 1 cebolla
  • 4 setas shitake
  • 4 Mini mazorcas de maiz
  • Pasta de curry verde
  • Costillas de cerdo
  • Leche de coco
  • agua
  • Aceite
Vamos a empezar cortando las verduras, en mi caso todo a juliana excepto el mini maiz y la berenjena que iban a rodajas finitas. Dora la verdura en el wok con un poco de aceite y apártalo. En ese mismo wok dora las costillas y resérvalas junto a la verdura. Vierte la leche de coco en el wok y añádele dos cucharadas de la pasta de curry verde y remuévela para disolverla, añade también un vaso de agua. Introduce las verduras y la carne y lleva a evullición. Deja que la salsa reduzca y prueba de sal y de picante, le puedes añadir más agua para diluirla más.

Esta vez lo acompañé con arroz blanco.

Para mi era casi una obligación preparar este plato ya que estoy por aquí ,pues hay que probar lo típico. Animaros a prepararlo y a salir de la rutina de nuestros menus de toda la vida.

Bon profit!