lunes, 13 de diciembre de 2010

Sin trampa ni cartón!

Mi penuria del fin de semana es el fracasado intento de hacer unes coques de la marina.
Hacía mucho tiempo que tenia ganas de intentarlo y como tenia tiempo de sobra, más que nada porque siempre es mejor ponerme a cocinar que empezar con la mudanza, me puse a a amasar como una loca. Mi primer fallo creo que empezó cuando me inventé por completo la receta, igual debería a haber investigado un poco pero yo soy más de ponerle lo que me parezca
En fin hasta ahí todo fue bien porque la masa estaba esponjosita y el toque de cerveza le daba un aroma amarguito del bueno. De hecho esta masa misma la utilizo para hacer tipo pizzas y sale muy buena.

Ingredientes:
  • 300gr. de harina
  • 1 bote de cerveza
  • Pizca Sal
  • Agua tibia
  • Sobre de levadura (el caso es que es mejor utilizar levadura de panadero y por aquí es difícil de encontrar, pero bueno....)
  • Aceite de oliva
Mezclas bien los ingredientes y le añades agua tibia según la masa te vaya admitiendo.
Deje reposar un ratito la masa y mientras freí dos cebollas, unas morcillas (porque sí todavía nos quedan morcillas y espero acabarlas pronto porque sino van a estar más viajadas que Willy Fog y paso de mudarlas también).
Volví a  amasar otra vez alisé bien y con la ayuda de un vaso les di forma redondas (tipo mini pizzas). A unas les puse cebolla, a otras cebolla y morcilla y a las otras con salsa de tomate, láminas de champiñón y queso rallado.
El fallo más importante fue el horno porque el horno estaba demasiado caliente y las deje dentro casi 15 o 20 minutos y al ser tan pequeñas pues se cocieron demasiado, sino pienso que habrían estado buenas, de hecho nos las comimos pero estaban tirando a sequillas.

Eso si lo volveré a probar...Y pongo a dios por testigo que no volveré a.... fallar, bueno o por lo menos lo intentaré...
...y sino pues me iré a Javea a comérmelas, vaya suplicio allí a la voreta del mar...

Bon profit!